15 ene. 2010

¡Vive!

Cierra los ojos. Mis ojos rozan tus labios, mis manos besan tu rostro, mis labios acarician ese segundo escondido entre robles aquella fría tarde de Enero, cuando el sol ya está escondido. ¿De qué se esconde el sol? ¡Cobarde! ¿Acaso tiene miedo de un inseguro parpadeo en la luz de la mañana?
Desde su trono vigila y dicta, mi alma es solo un parpadeo de todo lo que ha visto. Deseo quemar el sol, morir, yacer entrgada al amor libre, al placer.
Quiero escapar del tiempo, refugiarme en la eternidad hasta que un soplo de viento, en aquella fría tarde de Enero, me robe mi último aliento.
Sonidos prohibidos me alejan del calendario, ¿algo que hacer? morir a diario.
Escribo, leo, canto, duermo, y para dormirme, cuento mis defectos.
Rompe, habla, escapa, estalla, ¡sueña!


¡¡Vive!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario