2 ene. 2010

Terrible despertar.

Encapsulo momentos y emociones que atrapo en las palabras esparcidas en este rincón. Despierto a los sentimientos invitándolos a desperezarse mientras cuelgo mi melancolía para que pierda parte del peso que tiene si la callo.


Mi alegría me hace cosquillas huyendo de las palabras escritas porque prefiere vivir en mis labios y yo, sinceramente, es donde quiero que se quede. Prefiero llevarla conmigo, adicta ya a su chisporrotear instantáneo.

1 comentario:

  1. ...prefieres que tu alegría se quede en tus labios?... y luego quieres que no te diga que escribes bien? ^^P
    callar la melancolía, dejar tu felicidad a las palabras que salen de tus labios... Sólo se me ocurren dos palabras que quisiera decirte, pero también desde mis labios...

    ResponderEliminar