30 dic. 2009

Mi espera.

Te he esperado, pacientemente, mirando aquella esquina por donde tienes que aparecer.
Te he esperado en mi burbuja de cristal, te he esperado, he enloquecido, llamándote en silencio, gritando tu nombre sin a penas usar las palabras.
Ahora tan solo me queda esperar a ver tu rostro a contraluz, que el sol te empuje hacia mi.
He pensado en el gesto de sorpresa más adecuado, la sonrisa más triste que tus ojos hayan visto, la sonrisa de una niña buscando un amor que jamás aparecerá por esa esquina, por muy larga y paciente que sea mi espera, nunca llegará esa triste sonrisa con la que llevo soñando desde hace tiempo, nunca llegará ese gesto de sorpresa indeseado.
Cuanto más tiempo pasa, más larga se me hace esa espera, más largo se me hace el tiempo que nunca pasé junto a ti, más extraño se me hace estar en mi burbuja de cristal, más duro se hace el saber que nunca llegarás, que todo mi sueño ha sido en vano.
Todo fue un sueño, un loco y estúpido sueño...

No hay comentarios:

Publicar un comentario