7 may. 2011

¿Qué importa ser poeta o ser basura?

Dejó la pluma encima de la mesa, cansado de escribir, cansado de sentir, cansado de desnudar su alma en un papel en blanco donde solo habitaban falsas mentiras. Su mente no era más que un gris paisaje de invierno.

Derramaba su pena en tarros, escondía sus sentimientos en formas, mientras en el espejo solo de podría admirar la cara de un anciano al borde del abismo.
Poeta muerto, dejando de lado su pena, de un golpe seco tirados en el suelo se rompían. Las formas se deshacían como el hielo.

Su memoria ya no era la misma desde entonces, ya no era el mismo desde que guardó la primavera en un cajón, y aún anhelandola cada día y cada noche, se esfumó.


Volvió a la mesa, tomó la pluma, la mojó en tinta y escribió.
Últimos versos del poeta, última lágrima que lamentó no poder hacer sentir, último recuerdo del poeta antes de morir.

No hay comentarios:

Publicar un comentario