13 abr. 2010

Inocencia.

Una falsedad evidente, otra pérdida de inocencia...
No, no son las gotas en el agua. No, no son las lágrimas derramadas, no es en la boca palabras.
No, no son manchas en la pintura, no son las grietas en la escultura. No, no es la inocencia en la niñez, no es el frío, la escased.

Charcos de sangre inundan su piel. No, no es en la garganta la hiel, no es la forma de no serle fiel.
Disparos al aire predicen su ser, estados de muertos anuncian su sed.
Una falsedad evidente, otra derróta de decadencia, una falsedad evidente, otra pérdida de inocencia.

Para la mente inexperta un secreto...

1 comentario:

  1. De lo mejor que te he leído, aparte con las rimas siempre es más bonito de leer todo.

    ResponderEliminar